domingo, 8 de junio de 2008

Reseña de Las Crónicas Nemedias

Las Crónicas Nemedias

FICHA:

Título: Las Crónicas Nemedias
Serie/colección: Pretextos Dolmen #10
Autor: Francisco Calderón
Portada: Frank Frazetta
Edición: T. Dolmen Editorial
ISBN: 9 788496 706972

“Espero con estos dos libros haber contribuido a difundir la obra de Robert E. Howard, cuya vida tuvo un final tan trágico y cuya obra jamás saldrá de las venas de gente como yo. Ante todo, a él se los dedico, y si tiene la suerte de estar en alguno de los mundos que creó, viviendo la vida que quería vivir, espero que pueda de alguna manera escuchar el agradecimiento que le debo y le doy por haber poblado mi alma de tan maravillosas fantasías. Y que me guarde un sitio en su taberna favorita, que nunca se sabe.”

Aunque en el día en que escribo estas líneas aún no ha sido publicado, puedo alardear de ser uno de los pocos que ha leído la obra que da título a esta reseña. Complementa a la anterior que realizó el mismo Francisco Calderón: Conan, biografía de una leyenda, con un tratamiento más completo del resto de los personajes de Robert E. Howard en el mundo del cómic.

Y debo decir, oh lector, que probablemente este libro no te gustará.

Supongo que, cuando realizo este pequeño articulillo, tengo la “obligación” de elevar el mismo y cantar las loas que producirán la música apropiada en los oídos de los potenciales compradores. Pero también creo que debo escribir la verdad, y la realidad de esta obra es que no se trata de un estudio para todos los públicos.

Reconozco que ya no recuerdo exactamente cómo ni cuándo me inicié en el mundo de Howard. Tengo bastante claro que comencé con un cómic de Conan, ya que mis descubrimientos literarios acerca del aventurero cimmerio, y mis aproximaciones al resto de los personajes que abarrotan las páginas del escritor texano que ideó tanta maravilla, son bastante posteriores. ¿Qué veía yo por aquel entonces? Un forzudo y astuto guerrero, capaz de afrontar los más abrumadores peligros, derrotar a sus enemigos empleando apenas un metro de acero bien afilado, liderar a masas de valientes dispuestos a morir por su nuevo jefe y llevarse al hombro a una maravillosa bailarina para alegrarse la noche, todo ello apenas en unas horas.

Si Las Crónicas Nemedias hubieran caído en mis manos en aquellos tiempos, probablemente no hubiera pasado de la cuarta página.

Y, sin embargo, ésta es una gran obra. Pero no es una que vaya a agradar al gran público. Ni siquiera creo que vaya a gustar a todas las personas (me consta que bastantes, ya que está casi absolutamente agotado) que compraron Biografía de una leyenda. Es una demostración de absoluta erudición, un estudio de café y despacho, el resultado de muchas notas apuntadas bajo la tenue luz de un flexo, al lado de pilas y pilas de cómics de los cuales incluso yo desconocía su existencia (¿cómics 3D?). Aquellos que amen la obra de Howard y deseen participar de esa erudición, tan generosamente compartida por Francisco, aquellos que hayan superado ya la fascinación ante el absoluto salvajismo de su mundo y deseen (también) disfrutar de sus múltiples facetas, aquellos que quieran conocer los secretos de las más intrincadas ediciones… esos sí van a valorar este tesoro que cae en sus manos.

Y sin más preludio, paso a destriparlo.

En primer lugar, como flash visual, mencionar por encima la cubierta: Frank Frazetta no necesita presentación y le sobran los comentarios, pero la forma de unir la espléndida ilustración con el resto de la cubierta ya hace pensar que uno se encuentra ante otra obra ambiciosa y tratada con seriedad.

Tampoco creo que necesite presentar al autor. Gran amigo mío y el máximo experto que reconozco sobre la materia, autor de Conan, biografía de una leyenda. Traducciones y artículos sin número, coordinador editorial de la línea Conan de la editorial Planeta… nada de lo que pueda decir sobre él puede hacer justicia a este fanático de la obra de Howard. En esta ocasión ha tenido a bien cubrir todos los huecos que dejó su anterior libro: el resto (haylos) de cómics de Conan, los que recogen a Red Sonja, a Kull el atlante, a Valeria, a Solomon Kane, a Bran Mak Morn, a Cormac mac Art y a otros muchos… Por eso su título, ya que sólo la biblioteca nemedia puede contener tanta erudición.

1.- Conan

Y es que, con las nuevas ediciones de la editorial Dark Horse, se hace difícil estar al día con todo lo publicado sobre el cimmerio. ¡Cuidado! La nueva cronología de la vida del personaje incluye cómics aún no publicados en España, lo cual puede provocar una sensación de “destripe” las próximas fechas. Y además hay ediciones de las viñetas de Marvel que no se detallaron en Biografía de una leyenda. Ya no hay vacíos, entre uno y otro tomo queda recogido todo cómic publicado al respecto…

Impagables las tablas de correspondencias en su abrumador detallismo, imprescindibles para aquellos que realmente deseen hacer un seguimiento del mito.

2.- Kull

Kull de Atlantis, después de Valusia, auténtico padre del género de espada y brujería… difícil de seguir por sus cortas series y por su tendencia a aparecer como complemento a historias de Conan y por sus cortas series, de escasos números que se continúan las unas a las otras. También él verá narradas sus aventuras año por año de su fabulosa existencia. En este caso deberán ser muchos los Vértices reseñados por el autor para darnos el detalle de lo publicado en España.

3.- Red Sonja

Personaje propio de la editorial Marvel, inspirado en otro de Howard, el más exitoso después del bárbaro norteño… Red Sonja ha sido escrupulosamente maltratada por todo guionista que ha tenido oportunidad de opinar sobre la materia. Series propias, complementos, historias compartidas con el cimmerio… Y una nueva colección, de la editorial Dynamite, en la que vemos (con un poco más de dignidad) a nuestra pelirroja favorita.

El señor Calderón ha hecho un esfuerzo comprensivo para sintetizar toda historia de la diablesa hirkania en una única vida mortal, tanto de Marvel como de Dynamite, al no ser completamente excluyentes. Por eso mismo, recomiendo el estudio de esta Crónica con cierto detenimiento.

Por otra parte, y para ser completamente honesto, he de indicar (como le dije a Francisco en su momento) que muchas de las historias que dan vida a los cómics de la pelirroja son imposibles de incardinar en un momento concreto de su vida. Referencias lejanas, comentarios acerca de otros momentos de su vida y enormes cantidades de buena fe son necesarias para llevar a cabo esta tarea.

4.- Solomon Kane

El puritano inglés acerca del cual se han hecho tantas cronologías, goza de una nueva… basada principalmente en la de Martín Lalanda, corrige los errores (algunos de ellos de escándalo) de otros estudiosos, dando explicaciones puntuales de dónde residen los mismos, haciendo que cualquier lector pueda comprobar la veracidad completa de la que nos presenta.

Además, goza del encanto de ser enclavable en un momento histórico determinado, y buscando entre los comentarios del oscuro espadachín, ha conseguido explicar en todo momento dónde se encuentra y de qué acontecimientos históricos se ve rodeado, detallando fecha y lugar de cada suceso.

5.- Valeria

La valiente pirata de “Clavos rojos”, aunque mucho menos popular que el resto de sus insignes compañeros, también ha protagonizado alguna que otra historia desde su más tierna juventud. Sin embargo, es la única que ha carecido de una serie propia.

6.- Otros, muchos otros…

¿Y Bran, el picto? ¿O Cormac y su abominable serie de cómics publicada por Norma en España? ¿Y el señor Cairn, “Mano de Hierro”? Y muchísimos otros, hasta abrumar al lector, hasta que ya no sabe qué fue más fértil, si la imaginación de Robert E. Howard o la voracidad de las editoriales por explotar su obra.

Y mucho más. Inéditos: inéditos inexplicables, auténticas obras de arte; inéditos imposibles de encontrar, de los que apenas existen referencias incluso en los círculos más elevados. Novelas con los relatos de los personajes, originales, terminados o modificados por otros autores oportunistas; ediciones descatalogadas y olvidadas casi por todo el mundo.

Así que, si has tenido la paciencia de llegar hasta el final de este artículo, yo te aviso: si te gusta Howard, no es seguro que disfrutes de Las Crónicas Nemedias. Pero si este libro te engancha, lector, entonces es que adoras los personajes del tejano. Y entonces, oh afortunado, será que realmente has conseguido saborear el agridulce néctar de la vida de los más salvajes en el mundo de la fantasía.

Disfrútalo, al menos, como yo lo he hecho.


Alfonso Abad